México sale de guerra por precio del petróleo con victoria económica y diplomática: Alfredo Ramírez



Morelia, Michoacán, 12 de abril del 2020.- México se mantuvo firme ante la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP)  y logró un acuerdo en el que no sólo se  impuso el interés nacional ante las potencias petroleras, evitó también que el país perdiera millones de dólares diariamente, recalcó el diputado Alfredo Ramírez Bedolla.


Explicó que en medio de la pandemia de coronavirus que provocó una caída en la demanda de hidrocarburos, Rusia y Arabia Saudita iniciaron una guerra por tener control del precio del petróleo, produjeron en exceso y ofrecieron descuentos de hasta 20 por ciento a sus compradores; "lo único que provocaron es que perdiera 30 por ciento de su valor", subrayó.

Arabia Saudita propuso a la OPEP y asociados que los países disminuyeran en 23 por ciento su producción de petróleo para recuperar y estabilizar el precio; "es decir,  le estaba pasando la factura de su guerra con Rusia al resto de países petroleros, pero México dijo que no dejaría de producir 400 mil barriles diarios, y a cambio ofreció dejar de sacar al mercado 100 mil barriles cada día", abundó el diputado de Morena.

La oposición conservadora en nuestro país se puso de lado de las grandes potencias petroleras y criticó que México impusiera condiciones; ellos esperaban ver al mismo país sumiso en su diplomacia, aunque la obediencia nos costara perdidas millonarias, señaló Ramírez Bedolla y destacó que la postura de nuestro gobierno en la OPEP obtuvo el apoyo de Estados Unidos y Rusia, por lo que también se fortalece diplomáticamente.

"Supongamos que con el acuerdo de la OPEP y asociados la mezcla mexicana vuelve al valor que tenía antes de la guerra por el precio del petróleo; es decir,  35.75 dólares. Si el Gobierno de México hubiera aceptado las condiciones que se le imponían, tendría perdidas superiores a los 14 millones de dólares cada día", abundó Alfredo Ramírez.

Este domingo la OPEP llegó a un acuerdo para disminuir a escala global la producción petrolera en 9 millones 700 mil barriles diarios;  la contrapropuesta de México de no sacar al mercado únicamente 100 mil barriles fue aceptada.

México no podía aceptar una disminución en su producción petrolera justo ahora, añadió, porque el Gobierno de México está haciendo esfuerzos por romper con la inercia de 30 años en los que se dejó caer la productividad de Pemex, con el propósito de hacer creer que es más viable su privatización; ”con el Presidente Andrés Manuel López Obrador, la soberanía energética del país está a salvo".

Pages