Inicia Palomas Mensajeras 2020, con la aprobación de 46 visas

•17 madres y padres de familia de Morelia, 12 de Salvador Escalante y 17 de Nuevo Urecho, aprobaron el documento que les permitirá reencontrarse con sus seres queridos en Washington, California e Illinois

Ciudad de México, a 2 de enero de 2020.- Con la aprobación de 46 visas para personas adultas mayores de Morelia, Salvador Escalante y Nuevo Urecho, inició 2020 el programa sello del Gobierno de Silvano Aureoles Conejo para la reunificación de familias migrantes, Palomas Mensajeras.




Derivado del despliegue de personal que mantiene la Secretaría del Migrante en todo el territorio michoacano, durante el mes de enero, otras 498 madres y padres de familia procedentes de 13 municipios del Estado, serán apoyados a través del programa Palomas Mensajeras, para tramitar la visa que les permitirá reencontrarse con sus seres queridos en Estados Unidos.

Durante la noche del miércoles y primeras horas de hoy jueves, 17 madres y padres de familia de Morelia, 12 de Salvador Escalante y 17 de Nuevo Urecho, salieron de sus comunidades de origen, para en compañía de personal de la Secretaría del Migrante y de sus municipios, dirigirse a la ciudad de México.

Asesorados, entregaron al personal de la Embajada de Estados Unidos, la documentación que, tras ser revisada, les permitió obtener la visa que los llevará a reencontrarse en las entidades de Illinois, Washington y California, con sus hijas, hijos, nietas, nietos, bisnietas y bisnietos que no han visto en décadas.

Visiblemente emocionado, el matrimonio conformado por Agustina Valencia y Miguel Martínez, originario de Salvador Escalante, tramitó su documento; ellos viajarán a Washington a reencontrarse con su hijo, al que no ven desde hace 20 años, además que podrán conocer a su nieto.

“Agradecemos a todos los que nos apoyaron, sobre todo al gobernador Silvano, dios les va a pagar porque nosotros no tenemos con qué hacerlo, esto tiene un valor incalculable, estamos felices de que vamos a ver a mi muchacho y a un nieto, nos sentimos felices”.

Pages