Alcaldes buscan salvar a los municipios; AMLO inmóvil

Alberto Herrera/Grupo Periodístico de Michoacán

Ciudad de México.-Dadas las dura situación por la que en estos momentos atraviesan las presidencias municipales de todo el país, esta mañana alcaldes de todo México se reunieron en la Cámara de Diputados, en el intento de que legisladores abran la posibilidad de que el Gobierno Federal los escuche y les libere los recursos comprometidos que por ley les corresponde y que al no contar con ello, ya se sienten las afectaciones en los sectores sociales de la nación.




El presidente municipal de Gabriel Zamora, Jorge Gutiérrez Sánchez, fue uno de los muchos alcaldes que manifestaron su deseo de que sean escuchados por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para hacerle saber que la falta de recursos ha afectado la programación de obras que beneficien de manera directa a la sociedad.



Alcaldes de todo México han externado su preocupación por el recorte de los recursos que envía la federación, sin que haya una respuesta positiva del gobierno federal, más bien el presidente López Obrador los ha conminado a que sean más ahorrativos al bajar sueldos de funcionarios, a evitar gastos superfluos, entre otras medidas encaminadas al fomento del ahorro.

Sin embargo, alcaldes michoacanos han hecho lo que está al alcance de sus manos y los presupuestos locales no les alcanzan para la programación de obras conforme lo requiere la población, ya que las necesidades de obras y servicios son demasiadas y también son ancestrales, es decir, no se van a solventar con un presupuesto que apenas alcanza para salarios y para hacer una obras pequeñas que en poco resuelven necesidades de la gente.

Si bien antes, con otros gobiernos federales había la posibilidad de convenir obra pública, donde el estado o federación aportaba una parte y el municipio otra, esta vez ya no hay nada, lo cual ha expuesto a los alcaldes a estar atados de manos, y los ha llevado a trabajar sólo con sus propios presupuestos, que es la premisa a la que los obliga el Presidente de México, tal vez sin darse cuenta que cada día las necesidades crecen por diversos motivos, entre ellos el flujo migratorio del campo a la ciudad, el deterioro de obras, entre muchisimas razones más.

Pages