Se reproducen por miles las tortugas.

Lydia González/Grupo Periodístico de Michoacán



Aquila Ixtapilla.- Césa Reyes uno de los voluntarios encargado del campamento, refiere que hasta 1993, debido a la matanza inmoderada de la tortuga, llegó a estar en peligro de extinguirse.


Eran termos grandes y toneladas de carne la que se llevaban, eso redituaba grandes ganancias a los lugareños y prácticamente habían abandonado el trabajo del campo.


Ganaban mucho más cuando las agarraban vivas y así las vendían a mucho mejor precio.
Al ver que ya solo llegaban entre 5 y 10 golfinas a la playa.


Un grupo de aproximadamente 100 personas habitantes de la comunidad decidieron juntarse y organizarse a fin de detener el ecocidio.
Así surgió el campamento Ixtal empezaron a cuidar las tortugas y a reproducirla, ahora arriban millones y los depredadores, son aves y de vez en cuando gente que se mete a las dos o tres de la mañana a llevarse los huevecillos, pero no afectan la reproducción.
Hoy podemos apreciar las maravillas y el pago al trabajo realizado durante 25 años.

Pages